How this community works?

How does the community works?

Every person who is involved in supporting the growth of its ecosystem is INVITED to join! You just need to create a user to actively participate, sending materials or simply commenting on this platform.

How to participate?

Send us your (s) text (s) and / or video (s) to explain a real case of what you have been doing to accelerate an ecosystem to contacto@acelerandoecosistemas.com. You can also send a post regarding what you have been learning in the process of accelerating an ecosystem.

How to participate commenting?

  1. Leave your comments at the bottom of the post / video you want to comment in the comment box. Remember to enter your user to comment and / or post.
.

CREE - CREA - CRECE

¿Qué impulsa más un ecosistema de emprendimiento, generar más empresas o crecer las ya existentes? Es una pregunta que nos hemos hecho mil veces, pero hoy hemos demostrado con hechos que el verdadero motor son las historias de éxito, pero ¿de qué sirven si no todos las conocen?

Cuando empezamos la aventura de Manizales Más hace cuatro años, teníamos una ciudad sin fe, una ciudad en donde no se creía en lo propio, donde no se veían las oportunidades, no se valoraba lo que existía y una cultura en contra de la ciudad. 

Manizales, mi ciudad, parece salida de un cuento de hadas, quedamos en la punta de una montaña, es pequeña (400 mil habitantes), con un clima en algunos momentos cálidos y en otros nos invaden las nieblas que parecen venir de un pico nevado que podemos ver desde todas nuestras ventanas cada mañana y al mismo tiempo ver el volcán activo que tiene a su lado. Mi Manizales del Alma, como le decimos quienes vivimos acá, fue una de las ciudades más importantes del país en la década de los setentas, éramos una ciudad culta, educada y con un ingreso per cápita mucho mayor al del resto de ciudades del país. Nuestra bonanza provenía del café, los habitantes de la ciudad vivían del cultivo y comercialización del grano cuando el precio era bastante bueno, quedamos en un sitio privilegiado y el nivel de vida era más que bueno. 

Pero después de unos años esta bonanza cafetera acabo y nuestra economía cayó; eso no fue lo más grande que perdimos: perdimos la fe! La fe en poder hacer algo distinto, en volver a ser una ciudad importante, nos quedamos con unas vías de acceso precarias, un aeropuerto muy pequeño y sintiéndonos prácticamente aislados y sin ver un camino claro. 

Así empezamos nuestra travesía en Manizales Más; nos unimos 13 instituciones para trabajar en un macroproyecto de emprendimiento convocados por Fundación Luker y con nuestro aliado internacional Babson College (Universidad número uno en emprendimiento en el mundo por 23 años consecutivos), teníamos todo, los recursos, los expertos y los principales actores y ¿ahora qué????

Lo primero era devolver la fe y el amor propio al ambiente, hacer que los manizaleños se sintieran orgullosos de apostarle a su ciudad, de creer en que es posible lograr sus sueños aquí, en escoger Manizales por encima de cualquier sitio en el mundo Hoy el 97% de sus habitantes se sienten más orgullosos de su ciudad.. Ésta ha sido nuestra mejor conquista; hoy, todos hablamos de nuestra ciudad con orgullo, los universitarios quieren estudiar acá, los colombianos quieren vivir acá y lo mejor todos ¡queremos crear empresa acá! 

Lograrlo no fue fácil, éramos 13 instituciones que estaban acostumbradas a trabajar solas y a creer solo en ellas mismas y en este proyecto no sólo teníamos que confiar una en la otra,  sino en el aliado internacional también. Empezamos a trabajar en cada componente del ecosistema haciendo gran énfasis en el componente académico (5 universidades aliadas al proyecto) y en las empresas. Aquí tuvimos el primer reto: Babson quería empresas ya conformadas y nosotros le apostábamos a los emprendimientos; fueron mil y una discusiones, al final le creímos a Babson (creo que nos ganó las discusiones) y ha sido la mejor lección. 

El programa de empresas de alto potencial no sólo nos demostró que en Manizales existen muchas más empresas de lo que cualquiera se imaginaba (en 4 años se han presentado cerca de 850 empresas que cumplían los requisitos) sino que las historias de éxito contagian, algunos lo llaman inspiración,  yo lo llamo aspiración y no hay nada que le dé más fuerza al ser humano para actuar. 

Babson nos presionaba a comunicar activamente todas estas historias de crecimiento acelerado, incremento en ventas del 50%, contratación de empleos calificados en todas las empresas, realización de exportaciones, ampliación del cupo crediticio, etc., era muy difícil comunicarlo porque nuestra cultura va en contra de contar lo bueno, pero igual lo hicimos en prensa, revistas, web, los empresarios empezaron a visitar los salones de clase en las universidades y cada día veíamos como más gente se interesaba por conocer qué estaba pasando en la ciudad. Lo logramos, logramos devolver la fe y la credibilidad en que aquí ¡sí se puede! Ese era nuestro primer paso. 

Cada empresario tiene una historia de un sueño cumplido detrás de su empresa y mil derrotas y frustraciones que todos necesitábamos conocer, y esta fue nuestra segunda lección y es que al éxito no se llega en la primera, pero hay que intentarlo ¡e intentarlo ya! En Colombia se trabaja mucho en los planes y pasamos meses y meses planeando algo que el primer día de práctica descubrimos que no era como lo habíamos imaginado, pero ese era nuestro escudo para no intentarlo o aplazarlo: construir un muy buen plan. Hoy en Manizales simplemente experimentamos y nos damos cuenta si es factible o no, si ganamos o no, si perdemos o no, ¡pero lo intentamos!

Al mismo tiempo empezamos a trabajar desde el componente académico con cinco universidades en alianza. Cinco universidades con egos distintos, con desconfianza, con el pensamiento que ya sabíamos cómo hacerlo. El principio de la relación fue terrible, cada reunión era peor que la anterior, hasta que descubrimos que lo primero era tenernos confianza y eso solo se logra poniendo todo sobre la mesa y dejando brillar a cada uno de los actores; no voy a decir que se acabaron los problemas, pero ese fue el cimiento para ser hoy la única ciudad en el mundo con 7 programas académicos de emprendimiento en conjunto entre cinco universidades. Estandarizamos la asesoría a los emprendedores y hoy todos los programas de pregrado pueden tener un énfasis en emprendimiento: estamos formando empresarios. 

Tenemos mucho camino por delante pero teniendo claro que si usted no cree en su ciudad, no crea  emprendedores a través de programas académicos y no crece las empresas con formación, financiamiento, política pública y programas de mentoría, el ecosistema no se desarrollará rápidamente. 

Hoy después de sólo cuatro años somos ejemplo latinoamericano de construcción de un ecosistema de emprendimiento que realmente promueve la creación y crecimiento de empresas. Por eso hoy ¡Manizales es Más!

Para más información visita la página: www.manizalesmas.org Twitter @ManizalesMas

Articulated and In partnership with

Contributors