How this community works?

How does the community works?

Every person who is involved in supporting the growth of its ecosystem is INVITED to join! You just need to create a user to actively participate, sending materials or simply commenting on this platform.

How to participate?

Send us your (s) text (s) and / or video (s) to explain a real case of what you have been doing to accelerate an ecosystem to contacto@acelerandoecosistemas.com. You can also send a post regarding what you have been learning in the process of accelerating an ecosystem.

How to participate commenting?

  1. Leave your comments at the bottom of the post / video you want to comment in the comment box. Remember to enter your user to comment and / or post.
.

Cuando lo imaginario crea una nueva realidad

En el año 2012 Paraguay vivía una realidad compleja como país, con una sociedad sumamente fragmentada y marcada por la desconfianza, fruto del contexto político luego del juicio político al ex presidente Fernando Lugo en junio de ese año. Al mismo tiempo, contaba con una oportunidad única de poder fortalecer políticas públicas con recursos con los que antes no contaba, provenientes de fondos que Brasil se comprometía a pagar en carácter de compensación por la cesión de energía en la represa de Itaipú, que representaban 240 millones de dólares más que se recibirían anualmente por los siguientes 10 años. 

En ese momento, las posibilidades de que estos fondos fueran dilapidados en el período electoral del siguiente año eran muy altas y el riesgo era muy concreto. Conscientes de estas posibilidades y considerando el contexto de la profunda crisis educativa que afectaba al país en esos momentos,  un grupo de diferentes sectores de la sociedad civil, se unieron como movimiento, en torno a una idea específica: blindar estos recursos para que sean destinados única y exclusivamente a la educación, utilizando la figura de un fondo fiduciario creados a  través de una ley denominada FONACIDE (Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo) con una meta concreta: mejorar la calidad de la educación de nuestros niños y jóvenes a través de acciones bien definidas y claras.

Este movimiento de autoconvocados se denominó #AHORAPY, e incluía a periodistas e importantes formadores de opinión con gran repercusión nacional, representantes de los sectores público y privado, así como diversas organizaciones de la sociedad civil provenientes de sectores campesinos y movimientos juveniles comprometidos con la educación en el país. #AHORAPY se encontraba haciendo lobby por esta ley desde comienzos de ese año, ya había logrado la media sanción en la Cámara de Senadores y en setiembre se definiría la sanción final en la Cámara de Diputados. 

https://www.youtube.com/watch?v=F7eFyGCjLCs

En ese contexto los jóvenes de Juventud que se Mueve (JQM), grupo de jóvenes que formaban parte del grupo que impulsó el proyecto de ley y la creación del movimiento, quisieron llevar la idea a un siguiente paso y de una forma sumamente disruptiva plantearon su visión sobre cuáles serían los resultados de que dicho proyecto sea implementado, en el marco de lo que ellos consideraban una responsabilidad de su generación como Generación del Bicentenario. 

El 20 de setiembre del 2012, casi mil jóvenes salían a las calles para entregar al público diez mil ejemplares gratuitos de una edición especial del diario “La Nación”, redactada y diseñada por 150 jóvenes y algunos colaboradores, en lo que denominaron diario “Imaginario País”, con fecha de 20 de septiembre, pero del 2018. 

En los artículos del diario, jóvenes y colaboradores describían artículos relacionados a distintos rubros, desde economía hasta arte y espectáculo, pero se le daba mucho énfasis a situaciones relacionadas a los diversos componentes del proyecto de ley y los posibles resultados que podrían tener en la sociedad en los próximos años. Como por ejemplo: “Primeros becados del FONACIDE regresan al País”. 

Cuando las personas leían la tapa del diario sin tener en cuenta la fecha, se llenaban de ilusión, en ese momento los jóvenes repartidores invitaban al público a revisar la fecha del diario y la editorial, comentando que si como sociedad trabajamos juntos, todo esto puede ser posible. 

Coincidentemente, la Cámara de Diputados decidió que trataría esa mañana el proyecto de Ley FONACIDE y con la colaboración del Diputado Sebastián Acha, un ejemplar del diario pudo llegar a cada silla de la cámara y fue leído en plena sesión. Ese día el proyecto de Ley dejaba de ser un proyecto para convertirse en realidad. Al día siguiente el Presidente Federico Franco promulgó el la Ley Nº 4758 que crea el FONACIDE.

Este caso es un ejemplo concreto de proyectos disruptivos que en su construcción involucra a distintos sectores haciendo que sea posible acelerar procesos que de otra manera hubiesen llevado más tiempo o no se hubiesen concretado. 

Final alternativo (si consideras relevante podes agregar esto):

A 4 años de haberse promulgado la ley hay algunos resultados concretos, si bien se sigue debatiendo la manera más efectiva de utilizar estos recursos, hoy el Paraguay cuenta con más de USD 450 millones blindados a través del fondo fiduciario que están a la expectativa de proyectos que garanticen la excelencia educativa; y además se logró elevar el nivel de debate sobre la educación y su implicancia en la construcción de una sociedad democrática. 

El gran desafío de este tipo de iniciativas es ser conscientes del tiempo que implican los procesos de cambio y las responsabilidades que conllevan. 

Articulated and In partnership with

Contributors